EL PARQUE NACIONAL DE DOI INTHANON: LAS CUMBRES MÁGICAS DE TAILANDIA

“Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón”.

(Confucio)

El Parque Nacional de Doi Inthanon es la montaña más alta de Tailandia, a 2.599 metros sobre el nivel del mar. Es una zona de sierra de temperaturas frescas y húmedas, poblado de zonas selváticas y cascadas donde pasar un día de excursión de naturaleza cerca de la ciudad de Chiang Mai.

Cabe aclarar que el concepto de Parque Nacional en esta zona de Asia difiere mucho de cómo lo conocemos en Europa. En Tailandia los parques nacionales son de fácil acceso por carretera, (apenas existen rutas de senderismo señalizadas) y están más bien pensados para pasar un día al aire libre de ocio y picnic en familia. Dicho esto, merece mucho la pena acercarte a observar los bellos parajes y saltos de agua que te encontrarás no muy distantes de una buena carretera de acceso donde las visitas de naturaleza están perfectamente señalizadas.

DSC_0204

El bosque Summit es la fuente de importantes afluentes del río Mae Ping que cruza la ciudad de Chiang Mai. Aunque la visita a Doi Inthanon Inthanon es posible en cualquier época del año, lo más recomendable es visitarlo de mayo a noviembre, la mejor época para ver las cascadas en su máximo esplendor.

Qué visitar…

La cascada de Namtok Mae Ya: Quizás una de las más bellas cascadas de Chiang Mai. El agua cae de unos 280 metros de altura formando bellas e infinitas cortinas de agua que riegan los campos de cultivo de los pueblecitos y tribus cercanas que viven en estas montañas.

maeya1

Cómo llegar: El salto de agua se encuentra a un kilómetro del cruce de la carretera Nº 1009, gira a la izquierda, avanza 14 kilómetros y enseguida verás la señalización y el aparcamiento. Hay que andar unos 200 metros para llegar a la base. Es muy fotogénica.

Entre las estampas curiosas del lugar verás a los locales abrigados con jersey de lana, gorro y guantes, cuando las temperaturas rondan durante el día entre los 24 y 26 grados. Si bien es cierto, que éste es el punto más frio de todo Tailandia y por la noche las temperaturas pueden caer por debajo de los cero grados.

La cascada de Namtok Wachirathan, es otra bella cascada que cae sobre el borde de un acantilado y acaba en una profunda y bonita piscina natural:  Ideal para dejar tu mente en blanco y desconectar mientras observas estas maravillas de la naturaleza.

DSC_0280

Cómo llegar: Para llegar allí, siguiendo por la misma carretera anterior, hay que girar a la derecha en el kilómetro 21, luego seguir la señalización hacia la cascada unos 350 metros a pie.

Las Pagodas Gemelas

Phra Mahathat Napha Methanidon y Phra Mahathat Naphaphon Phumisiri son las pagodas gemelas ubicadas en el kilómetro 41.5 de la carretera de referencia. Fueron construidas para conmemorar el cumpleaños del rey Bhumibol Adulyadej y la reina Sirikit, están decoradas con bonitos relives dedicados a Buda y otras divinidades y demonios, y rodeadas de vistosos jardines de estilo oriental.

jardindi

Si el tiempo lo permite, ya que las nieblas son muy abundantes en esta zona, podrás admirar las bonitas vistas del parque nacional. Las pagodas están rodeadas de bonitos jardines para descansar. El interior no merece mucho la pena, pero se puede visitar también: Una moderna escalera mecánica que rompe dramáticamente con la arquitectura tradicional de los templos, te accederá al interior. Las pagodas lucen especialmente bellas con la luz del atardecer.

pagodas

La cima de Doi Inthanon: Este lugar es el punto más alto de todo Tailandia (2565 m.) y el único lugar de Tailandia donde puede helar. La estupa del rey Inthawichayanon se encuentra en la cima de esta la montaña. El monarca Inthawichayanon, el último rey de Chiang Mai, estaba tan enamorado de esta montaña y de sus bellezas naturales que invertía grandes esfuerzos para preservar sus bosques y pidió que parte de sus cenizas fueran enterradas aquí. En este lugar se encuentra ubicado al final de la carretera 1009.

DSC_0206

La cima en si es un poco decepcionante ya que no posee vistas como cabría esperar de una cumbre de estas características. Un único cartel con poco interés nos informa de que el Doi Inthanon es la montaña más alta de Tailandia.

Continuando el recorrido se llega a Namtok Mae Pan que es la cascada más larga de Chiang Mai y fluye desde un acantilado de 100 metros de altura. En el kilómetro 38 de la carretera principal, hay que enlazar con la 1192 hasta encontrar una señal que indica la cascada y luego seguir 9 kilómetros más por un camino en precarias condiciones. Después de una zona de aparcamiento donde dejar nuestro vehículo, tendrás que dar un corto paseo de 10 minutos para recorrer los 800 metros hasta llegar a esta belleza natural. Se puede acceder a la parte superior de la cascada subiendo por un empinado sendero de bonitas vistas.DSC_0344

Senderismo y rutas por el Parque Nacional de Doi Inthanon

Aunque hay varias rutas para los amantes de la montaña y caminatas por la selva, uno de los senderos más famosos es el Kiu Mae Pan que empieza en el km 42: un corto recorrido a través del bosque de alrededor de 2,5 kilómetros permite al viajero experimentar la belleza natural del lugar. Los senderistas que quieran hacer esta famosa ruta, por razones de seguridad, se deberán informar y pedir permiso a la sede del parque en el centro del kilómetro 31 .

Otro de los trekkings famosos es el Ang Ka Luang Nature Trail, aunque no es realmente un trekking sino un paseo por un recorrido muy bien señalizado a través de unas pasarelas de madera. Para hacer este sencillo paseo no será necesario pedir el permiso previo al parque nacional.

DSC_0208

Es el recorrido que hicimos nosotros y es ideal si quieres visitar la zona con niños (como era nuestro caso) o simplemente, no dispones de mucho tiempo para conocer de cerca las selvas de este parque y prefieres disfrutar de la tranquilidad de un vistoso sendero natural por corto tiempo. El recorrido es circular y de una hora de duración aproximadamente.

doi_inthanonb

Este sendero situado por encima de los 2000 metros de altitud, tiene 360 metros de longitud y atraviesa las zonas húmedas y las selvas de este exuberante bosque tropical lluvioso. Observarás árboles milenarios cubiertos de líquenes, orquídeas silvestres, y bellas especies de aves singulares a lo largo de la ruta.

Doi

Hay momentos en los que este sendero, muy poco concurrido generalmente, se convierte en algo mágico: En su exploración en la más absoluta soledad, tan sólo rodeados de los misteriosos sonidos del bosque, los bellos y fantasmagóricos árboles milenarios aparecen de repente entre las nieblas, formando esculturas de criaturas de formas caprichosas que traicionan la imaginación y parecen querer cobrar vida en cualquier momento, como si de una animada ilustración de un bosque encantado de cuento, repleto de seres extraordinarios, se tratara.

Si viajas con niños, el mágico entorno les atrapará dejando volar mil y una fantasías…

DSC_0215

DSC_0222

También dentro de la ruta (Km 9) es posible visitar la Cueva Brichinda que es una cueva de caliza con una entrada impresionante y una claraboya natural que se abre a la superficie. Posee también hermosas estalagmitas. Se tarda aproximadamente una hora en llegar a pie desde la carretera principal.

TIP VIAJERO: CONSEJOS PRÁCTICOS PARA VISITAR DOI INTHANON

Lo más cómodo es apalabrar un servicio de alquiler de taxi la tarde anterior desde Chian Mai (110 km- 2 horas de trayecto). El precio dependerá de las habililidades de negociación, pero debe incluir la excursión de día completo, los traslados de ida y vuelta, y los puntos de interés que deseas visitar. Lo más práctico es llevar un mapa y dejar bien claro el recorrido que se desea realizar. Cierra el precio bien antes de dar el “ok” al acuerdo con el taxista para evitar malentendidos a posteriori.

Ya de vuelta a la ciudad Chiang Mai tuvimos la suerte de pasar por un colorido mercado, donde nos detuvimos a comprar fruta fresca. El lugar nos regaló estas cotidianas y bonitas fotografías de un alegre día de mercado local con el que pusimos punto y final al Parque Nacional de Doi Inthanon, las cumbres mágicas de Tailandia, y a la bella región de Chiang Mai.

CSC_0393

doi_intanonmapa

 

 

WAT PHRAT DOI SUTHEP: EL TEMPLO ENTRE LAS NUBES DE CHIANG MAI

DSC_0080

“Una vez que has viajado, la travesía nunca termina, sino que es recreada una y otra vez a partir de vitrinas con recuerdos:

La mente nunca puede desprenderse del viaje”.

(Pat Conroy)

El Templo Sagrado de la Montaña Wat Phrat Doi Suthep, es uno de los templos más visitados y más bellos de todo Tailandia. Su origen está envuelto en una bella leyenda que hace alusión a un monje llamado Sumanaost que, en el año 1300, encontró una reliquia ósea que decían pertenecía al mismísimo Buda. Pero esta reliquia se rompió en dos partes y, milagrosamente, y sin explicación lógica aparente, se dice que éstas recobraron repentinamente su forma original.

DSC_0019

Creyendo que todo había sido un milagro, el rey Kue Na, decidió conservar una de las piezas y buscar otro lugar digno e importante para guardar y custodiar la segunda pieza sagrada.

El monte del Doi Suthep es un lugar sagrado y respetado por los tailandeses desde hace más de 1200 años: un lugar situado entre las nubes de Chiang Mai y el sitio elegido por el Rey Kue Na para tal misión. Esta montaña, epicentro del budismo por el imperio Lanna, se creía que estaba poblada por los espíritus de los antepasados que lo habitaron. Sus cumbres no podían ser el lugar más adecuado para custodiar la famosa reliquia.

DSC_0071

En su misión, el Rey Kue Na subió por el monte Doi Suthep a lomos de su elefante blanco real pero el elefante exhausto, falleció repentinamente después de dar tres vueltas sobre sí mismo y tras hacer sonar su trompa. El rey interpretó este hecho como una señal divina y decidió construir en ese lugar exacto un bello templo donde guardaría su reliquia. En ese mismo lugar es donde hoy se encuentra el templo Phra That Doi Suthep, a 13 km de la ciudad de Chiang Mai, en la colina con el mismo nombre (Doi Suthep) y a 1676 metros de altura: Una visita imprescindible y única.

DSC_0038

Llegamos al templo una tarde calurosa de Julio. Nos habían comentado que la visita al templo era más vistosa a última hora de la tarde, cuando los monjes budistas invaden el recinto con sus profundos rezos y bellos mantras.

Cuando entramos al santario, unos 306 escalones bordeados por dos coloridas Serpientes Naga de largas colas nos dieron la bienvenida. Las Nagas o serpientes mitológicas tailandesas son un motivo muy utilizado en la arquitectura tailandesa y aparecen con frecuencia en las barandillas de las escaleras de los templos. Son símbolos de protección y seguridad: Y así, protegidos y seguros, iniciamos nuestro peregrinaje de subida hacia el santuario.

nagas

Las escaleras acaban en una terraza abierta alrededor de la estupa principal del templo. Para aquellos que prefieran algo más rápido, existe un funicular que te sube sin esfuerzo al santuario.

Según íbamos subiendo por las escaleras del templo nos fuimos contagiando poco a poco de la mezcla de atmósfera sagrada y cotidiana del lugar. Las escenas de alegres familias tailandesas y fieles devotos solitarios se fueron mezclando con imágenes de turistas occidentales y asiáticos que posaban con entusiasmo plasmando la foto-recuerdo del momento. Algunos sacerdotes budistas lucían con orgullo y alto porte tus túnicas color azafrán que, cariñosamente, recogían hacia un lado en el esfuerzo casi titánico de subida hacia la cumbre sacudidos por las fatigas causadas por el calor estival.

DSC_0069

En nuestra subida, presenciamos imágenes y gestos de cariño de alguna joven tailandesa hacia mi hijo, y es que los tailandeses son un pueblo muy cariñoso y entregado hacia los niños, y en especial los niños occidentales, les llaman poderosamente la atención.

Cuando por fin llegamos a la parte superior, las nubes y el olor a incienso sagrado que flotaba en el aire nos invadió repentinamente, y un gran elefante blanco nos dio la bienvenida: La estatua del elefante blanco se yergue en el lugar exacto donde el animal sagrado murió cientos de años atrás.

elefante

Nos descalzamos, en un gesto obligatorio de respeto, y avanzamos hasta el bello Chedi dorado, lugar que alberga la reliquia de Buda. Acompañados por un tintineo de campanillas pudimos observar la mezcolanza de imágenes de este colorido lugar: los peregrinos concentrados en sus plegarias daban vueltas alrededor de las hermosa pagoda, los sacerdotes budistas con sus vívidas túnicas naranjas se mezclaban con los turistas despistados en busca de la mejor toma fotográfica, los fieles casi en trance y en dedicación total, encendían incienso y entregaban sus ofrendas compuestas de flores de loto a las doradas imágenes sagradas de Buda, que daban finalmente el toque místico y mágico al lugar. Hay aspectos tanto budistas como hinduistas en el santuario, como un modelo del Buda de Esmeralda y una llamativa estatua del dios hindú Ganesha.

DSC_0011

Enseguida nos contagiamos de esa paz y atmósfera relajada y disfrutamos del momento, sorbiendo cada uno de los detalles que se sucedían ante nuestros ojos. La tranquilidad y la energía especial que emana de este lugar invita a hablar en susurros en un intento de no alterar el misticismo que lo invade.

DSC_0018

En nuestro periplo por las instalaciones sagradas observamos también el hermoso parasol dorado, que lucía brillante y bello, y que constituye el símbolo de la independencia de Chiang Mai de Birmania y de su posterior unión a Tailandia.

doi-suthep-thailand-

Recorrimos el lugar disfrutando de los bonitos pabellones de tejadillos rojos que incluyen un museo, un templo de madera, dos torres con una campana, un mirador con esplendidas vistas sobre la ciudad de Chiang Mai, y una tiendecita de recuerdos. Nuestro paseo continuó hasta que por fin llegamos a la gran pagoda dorada, rodeada de claustros con imágenes de Buda y coloridos murales con pinturas, donde pudimos observar los relajantes cánticos de los monjes en sus plegarias diarias y a los tailandeses fieles recibiendo sus bendiciones.

DSC_0065

En el interior del templo mi hijo fue llamado por unos de los monjes, que cuando le vio quiso bendecirle: le rezó unos mantas protectores, le roció con agua bendita, y para su gozo, fue obsequiado con una pulsera protectora de la buena suerte, que hoy en día todavía conserva como su gran tesoro.

DSC_0059

Rodeando el templo nos encontramos también con una serie de campañas que dicen traen suerte a aquél que las toca. Mi hijo, soñador, tocó todas ellas y pensó entusiamado en mil deseos diferentes…

DSC_0078

Sin duda Doi Suthep es un lugar lleno de religiosidad, espiritualidad y misticismo. Doi Suthep es uno de los templos más famosos y bonitos de toda Taliandia por su enclave entre las nubes, sus bellas vistas, y es una visita obligada si se viaja a Chiang Mai.

DSC_0031

DATOS PRÁCTICOS PARA VISITAR DOI SUTHEP

HORARIO: El horario de visitas del templo es de sábado a domingo de 6.30 hasta el atardecer (sobre las 18:30h ).

DSC_0079

Uno de los mejores momentos para su visita es al atardecer, cerca de las 6 de la tarde, cuando sus monjes realizan plegarias extraordinarias llenando todo el recinto de una energía especial.

DSC_0091

CÓMO LLEGAR: Lo más económico es ir en songthaew, (un mini-bus compartido) pero debes esperar hasta que el vehículo se llene. El trayecto es de unos 40 minutos desde la ciudad de Chiang Mai (puerta Tha Pae).

RECOMENDACIONES: Antes de la construcción de la carretera asfaltada, los peregrinos subían a Doi Suthep andando por un empinado sendero que cruza la vegetación de la montaña. Este sendero empieza detrás de la Universidad de Chiang Mai y llega hasta una joya de templo escondido entre la naturaleza y que pasa desapercibido para la mayoría de los visitantes, llamado Wat Pha Lat (ver la siguiente entrada):

https://omviajesyrelatos.wordpress.com/tag/wat-pha-lat-temple/

A partir del Wat Pha Lat, el sendero continúa hasta llegar a la entrada del templo Wat Phra Doi Suthep, lugar donde empiezan las famosas escaleras de 306 peldaños. Lo ideal sería hacer una combinación de ambas visitas en el mismo día para empaparse de la atmósfera y del contraste de ambos sitios. En cualquier caso, ninguno de estos increíbles lugares te dejará indiferente.

DSC_0043

 

 

 

 

KO SAMUI, LA ISLA DE LOS COCOS: 8 PLAYAS DE POSTAL QUE NO PUEDES PERDERTE

 

 “Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podamos tener, siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos”.

(Jawaharial Nehru)

Los cocos de Ko Samui

Durante años la idílica isla de Ko Samui, también llamada “La Isla de los Cocos”, permaneció oculta ante los ojos occidentales. Sin embargo en los años 70, la isla fue descubrierta por unos intrépidos mochileros que buscaban su  propio paraíso terrenal a bordo de los barcos con los que se transportaban los cocos al resto de Tailandia: Habían escuchado que en el sur de Taliandia existía una bella isla apenas habitada y de naturaleza imponente, donde se podía vivir en una cabaña a pie de preciosas playas por tan sólo un dólar la noche.

DSC_0446

Ha pasado mucho tiempo desde aquello: Las comunicaciones entre la capital Bangkok y la isla son muy fáciles y varios vuelos diarios unen la isla con la capital. Sin embargo, “la Isla de los Cocos” todavía sigue guardando parte de aquel encanto salvaje de hace años en algunos lugares donde todavía es relativamente fácil perderse por cualquier camino o acantilado que desemboque en una preciosa playa desierta e intacta. Otras zonas de la isla de Ko Samui se encuentran sin embargo, muy urbanizadas, con numerosas ofertas de alojamiento y ocio: ese es el encanto final de Ko Samui: la isla ofrece la diversidad de poder elegir acorde a la demanda y al gusto del viajero.

El paisaje de Ko Samui sorprende por las infinitas plantaciones de coco, caucho y piña, salpicadas de frondosas selvas tropicales,  pintorescos pueblecitos y abruptos y bellos acantilados que se precipitan sobre calas desiertas: Lugares que invitan a soñar despierto…

DSC_0549

Pero sin duda lo que más nos sorprendió de Ko Samui, fue su olor: Curiosamente Ko Samui huele a coco.

Cuando uno viaja al corazón de la isla, donde se encuentran las infinitas plantaciones de verdes cocoteros, observará continuamente pequeñas fogatas hechas por los locales para quemar las abundantes cáscaras de coco  que dan a la isla un aroma dulzón muy especial, y es que los cocoteros de Ko Samui son el principal pilar de la economía de la isla junto con el turismo.

coco

El coco es el ingrediente fundamental de la gastronomía local que se utiliza como base de exquisitas sopas, curries y helados. El coco también es la base de muchos postres thai como el mango fresco con arroz, bañado en una espesa crema de coco o el helado de coco fresco. Es una gozada pasear por las calles de cualquier pueblecito costero en busca del típico  anciano que se gana la vida  vendiendo sus helados de coco artesanos con frutos secos y que son una delicia para el paladar.

El agua que se extrae de los cocos es una bebida de lo más refrescante y saciante, ideal para combatir las altas y húmedas temperaturas de la época monzónica. Del cocotero también se fabrica el “todi”, un licor muy popular y de gran consumo entre los locales, por su asequible precio y es que Samui es el mayor productor de cocos de Tailandia, hacia cuya capital se envían más de dos millones de estos preciados frutos al mes. Pero esa producción sólo es posible gracias a unos incansables y entrenados colaboradores dispuestos a subirse siempre a lo más alto: los monos. Un mono bien adiestrado puede recolectar hasta mil cocos por día, algo imposible para un trabajador del campo.

Las playas de Ko Samui:  8 Playas de postal que no puedes perderte…

Cuando uno llega a Ko Samui y se aloja en un bungaló junto al mar, el tiempo se para. La isla está rodeada de escenarios  naturales de extraordinaria belleza, de verdes y azules matices donde la principal obligación es relajarse y sucumbir ante la belleza circundante. La isla te atrapa con sus playas de ensueño, algunas alejadas del turismo donde es posible disfrutar de una belleza intacta sólo para uno mismo.

Cuevas profundas, playas de arena blanca, lagunas azules, impresionantes acantilados y formaciones rocosas en medio del agua crean uno de los paisajes más hermosos del sur de Tailandia. Un lugar sólo apto para amantes de la naturaleza y la tranquilidad.

ko-samui

La isla está rodeada de playas idílicas de colores turquesa y verdes tonalidades donde se puede nadar y disfrutar de actividades acuáticas como buceo y el snorkel en sus bellos arrecifes de coral, disfrutar de sus maravillosas puestas de sol o de relajantes masajes de aceite de coco en la misma playa.

A continuación hablaremos de las playas más bellas de la isla en nuestra opinión: Unas playas para perderse:  el orden…. es lo de menos.

CHAWENG BEACH

Es la playa más animada de la isla. Casi 7 km de costa que ofrecen al viajero numerosos restaurantes, bares y un poco de vida nocturna, aunque alejada de la que se pueda tener en Phuket o Pattaya. Son muy llamativos los afamados y vibrantes espectáculos nocturnos de fuego donde el fuego es el protagonista de bellas formas y malabares. La playa de Chaweng es, además, de las mejores de la isla: aguas transparentes de bellas tonalidades y fina arena blanca.Chaweng

LAMAI BEACH

Más tranquila que Chaweng, pero muy turística también, ofrece un hermoso cabo de aguas transparentes y cristalinas con las piedras más fotografiadas y más famosas de la isla: Las populares rocas del abuelo y la abuela que la erosión ha querido caprichosamente modelar en forma de genitales masculino y femenino. Toda una atracción turística de lo más curiosa y llamativa llamadas por los locales Hin Ta (piedra abuelo) y Hin Yai (piedra abuela). Cuentan los nativos que se formaron en tiempos muy remotos gracias a la fuerza del viento y del mar en colaboración con los espíritus traviesos que habitan en la isla y  modelan un paisaje divertido, pícaro y original.

hinjay hinta

 

 

lama

BOPHUT BEACH

La tercera playa más famosa de la isla se extiende más de un par de kilómetros desde el Buda Gigante y las bellas playas de Maenam en el norte de la isla. Bophut beach era un pueblecito de pescadores típico del Sur de Tailandia que poco a poco va abrazando las mieles del turismo. Los edificios de carácter moderno se intercalan los las tiendecitas situadas en las típicas casas chinas de madera, vestigios del comercio de épocas pasadas que conforman la llamada ” Villa de Pescadores”, donde las tiendas tradicionales se alternan con las boutique de lujo y ropa de diseño, de propiedad extranjera. Nombrada recientemente como el paraíso de las compras de la isla, Bophut Beach cuenta también con un elegante centro comercial de marcas de lujo.

Las azules aguas son tranquilas y de poca profundidad la parte del año, por lo que es un lugar ideal para las familias que quieran disfrutar de la playa y el baño con niños pequeños.

bophut

Para los amantes del buceo, esta playa ofrece clases e inmersiones al cercano Parque Marino de Ang Thong o la isla de Koh Tao. Otras de las excursiones ofertadas son la visita a la cercana isla de Koh Phangan en un barco de pesca local, o llegar en jeep algún lugar de difícil acceso en el interior de las junglas de la isla, como el apenas conocido pero maravilloso Jardín Secreto de Buda: un lugar para relajarte, pasear tranquilamente y encontrarte con tus propios pensamientos.

Secret-Garden

BIG BUDDHA BEACH

bigbudaa

Situada junto a la anterior y próxima al aeropuerto, es el mejor sitio para alojarse si que quiere coger el ferry para visitar la vecina isla de Koh Phangan. De ambiente muy mochilero y también algo familiar, la costa está plagada de tiendecitas, supermercados y alejamientos de precio económico y medio. La principal atracción turística es como su nombre indica, el gran Buda gigante de 12 metros de altura que atraen las visitas de los  viajeros más curiosos.

bigBuddha

LIPA NOI BEACH

Lipa Noi beach es una idílica playa tranquila de arena fina y aguas de múltiple tonalidades turquesas. Es ideal si buscas una zona tranquila y de relax. El agua carece de rocas y corales así que es ideal si visitas esta zona con niños. Un paraíso tropical.

lipanoi

CHOENG MON BEACH

Choeng Mon Beach es una bonita playa tranquila ocupada por varios resorts de 5 estrellas, es una zona bastante exclusiva y con poco entretenimiento fuera de los hoteles. La oferta gastronómica y de ocio está garantizada gracias a los hoteles y restaurantes que hay en primera línea de playa. Hay también numerosas ofertas de deportes náuticos y masajes en la orilla de la playa.

SILVER BEACH

Una pequeña (250 m de largo) pero preciosa playa ideal para pasar el día buceando, nadando, tomando el sol y dándote algún masaje en la misma playa. La bahía es impresionante, y ofrece oportunidades de buceo excelente a lo largo de las rocas en ambos extremos.

silverbeach3

MAENAM  Y BAAN TAI BEACH

DSC_0522

Ideal para los que prefieran algo más aislado y salvaje como fue nuestro caso, Maenam Beach es una tranquila playa al norte de la isla, salpicada por unos pocos bungalós y hoteles para todos los bolsillos situados a pie de playa. Eso sí, olvídate de la vida nocturna en esta parte de la costa; sin embargo, a cambio, podrás salir de tu bungaló por las mañanas y disfrutar de la fina arena y de las olas a pocos metros de tu habitación, disfrutar de tranquilos paseos en Kayak por la costa, o de un snorkel abundante en los arrecifes que rodean la zona. Ideal para el entretenimiento de los más pequeños.

DSC_0608

Nos alojamos en la bonita y rústica playa de Baan Tai, situada a pocos metros del pueblo de Maenam, de playas y acantilados rodeados de exuberante vegetación y campos de gallinas y arrozales donde los búfalos de agua pastaban a su gusto entre paisajes salpicados por verdes cocoteros, y donde las casitas de los pescadores se mezclan con casas de veraneo más lujosas, bungalows sencillos, e incluso el resort más lujoso de la isla, el afamado Napasai.

DSC_0478

Cruzando el río que nos ofrece bonitas imágenes de las coloridas y modestas barcas de los pescadores, se llega a la playa cerca de hotel Napasai, conocida por sus lujosos bungalows y tratamientos de belleza y rejuvenecimiento. Nos alojamos en el Mimosa resort, un resort  de categoría media-alta situado a pie de playa y con piscina infinita donde, por una oferta chollo (muy abundantes en temporada baja) pudimos disfrutar de una villa con piscina privada al mismo precio que hubiéramos pagado por la habitación estándar en temporada alta, y es que ésa es la ventaja de visitar esta isla en temporada de monzones: los precios caen en picado y puedes disponer del lujo asiático asequible a tu bolsillo. Un hotel tranquilo con un restaurante impresionante y un personal muy atento y amable. Nos hicieron sentir en el paraíso.

mimosa
Nuestra villa en el Mimosa Resort

Otra de las ventajas de Koh Samui es que, en época de lluvias, las lluvias son menos abundantes que en el resto de las islas del sur de Tailandia: Toda una ventaja.

Por último, no podemos dejar de mencionar las puestas de sol inolvidables que ofrece este lado de la isla. Gracias al gran ángulo de la línea de costa hacia el oeste, serás capaz de ver las puestas de sol mucho mejores que en el resto de la isla.

Un rincón con perfume a coco para desconectar y sentirse en tu propio paraíso terrenal.

DSC_0512
No pude resistirme a hacerme la típica foto en el cocotero 🙂

DATOS PRÁCTICOS PARA VISITAR KO SAMUI

Cómo llegar: Bangkok Airways es la forma más rápida, aunque más cara de llegar a la isla desde Bangkok, por tener el aeropuerto y la exclusividad de los vuelos a la isla. Pero existen otras alternativas más económicas. Nosotros volamos a Surat Thani y desde allí tomamos un barco a la isla. Air Asia Y Nok Air ofrecen esta opción de vuelo + autocar + ferry a precios muy ajustados. Lo hicimos con ésta última, y nos sorprendió la organización y profesionalidad de la aerolínea, máxime cuando por causas ajenas a ellos los ferries públicos sufrieron un par de horas de retraso y a la vuelta teníamos que enlazar con nuestro vuelo hacia Bangkok. Lo coordinaron todo perfectamente con los autocares de enlace para ganar incluso tiempo, y no perder nuestro avión de vuelta.

Cómo recorrer la isla: La opción más económica para recorrer la isla es hacerlo en  Sawngthaews una camioneta con asientos en la parte de atrás que va recogiendo y dejando pasajeros en los trayectos y a la mitad de precio que un taxi.

mapa

Cuándo viajar: Aunque siempre la mejor época será cuando los monzones estén ausentes (esto es de diciembre a abril), la isla de Koh Samui es ideal durante parte de la época monzónica (especialmente de junio a principios de septiembre) por sus precios bajos y  porque a esta Isla del Golfo de Tailandia no le afecta tanto la lluvia como al resto de las Islas del Sur. Nosotros fuimos en esa época y aparte de una tormenta eléctrica que duró apenas unos minutos y una noche lluviosa, disfrutamos de varios días de buenas temperaturas y ausencia de lluvias. De septiembre a noviembre la isla sufre de viento y lluvias a diario, y el buceo apenas es posible. Probablemente la peor época para visitar la isla.

DSC_0545
Mi hijo contemplando el mar cerca del atardecer.

Finalizo este relato del recorrido de la bella isla de Ko Samui con una frase inspiradora de las que tanto nos gustan: 

“Si pudiéramos ver el mundo a través de los ojos de un niño, veríamos la magia en todo”….

EL PARQUE DE KHAO YAI, LAS SELVAS CERCANAS A BANGKOK

naturaleza2

Puedes leer esta entrada desde nuestro nuevo blog, mucho más actualizado, PINCHA EN EL ENLACE para leer el nuevo blog:

PARQUE NATURAL DE KHAO YAI, LAS SELVAS DE BANGKOK

El Parque Nacional de Khao Yai es la reserva natural más antigua de Tailandia y está declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Khao Yai cubre 2168 km cuadrados e incorpora uno mayores bosques monzónicos intactos en la parte de Asia continental. Cuenta con más de 3.000 especies de plantas y árboles milenarios así como una gran variedad de animales salvajes de fácil avistamiento: cerca de 200 elefantes salvajes, osos, ciervos, nutrias, murciélagos, gibones, macacos y hornbills (cálaos), 392 especies de aves y mariposas, tigres y leopardos (éstos no son nada fáciles de ver) cocodrilos, y numerosas serpientes, entre las que se incluyen grandes pitones.

CSC_0022

Las visitas se pueden hacer por libre acudiendo al centro de visitantes donde se sacan los permisos de visita al parque e información de las distintas rutas y de alojamientos sencillos, y donde también se pueden contratar guías, que es lo más recomendable y práctico para la visita del parque; la otra opción es contratar el alojamiento ya con las actividades incluidas, que es como hicimos nosotros, en una estancia de dos noches en un logde en las cercanías a la entrada del parque.

Los tours son muy completos y tienen una duración que oscila entre medio día a varios días. Nosotros escogimos el tour de visitas de día y medio (más abajo damos todos los datos prácticos), y lo disfrutamos muchísimo. Esta reserva nos regaló las fantásticas fotografías con las que ilustramos este relato.

DSC_0061

Aquella mañana de Julio amaneció soleada y fresca. Nos levantamos temprano para desayunar y empezar nuestro trekking de día completo por las selvas del parque a las 8.00 am. Nos vinieron a recoger puntuales. Nuestro guía, un muchacho profundamente conocedor de aquellas selvas, nos contagió de inmediato con su energía y entusiasmo.

La visita comenzó visitando el Santuario Espiritual de Khao Yai, situado a unos veinte minutos en coche de nuestro alojamiento, donde pudimos admirar a los fieles presentando sus ofrendas (algunas de lo más curiosas) y mostrando su respeto a Buda y a las deidades protectoras de los bosques.

DSC_0015DSC_0014

A continuación, se nos dio una breve charla teórica sobre lo que encontraríamos durante la visita al Parque Nacional de Khao Yai y cómo se programaría la visita del día. Como estábamos en el monzón, nos recomendaron ponernos unos calcetines protectores anti-sanguijuelas, esos temidos gusanos muy frecuentes en la jungla en época de lluvias. En este aspecto tuvimos mucha suerte, ya que como no había llovido en los días anteriores, no nos encontramos con ninguna.

hornbill

Nos advirtieron también del riesgo de malaria, dato que desconocíamos, así que nos cubrimos el cuerpo y nos aplicamos repelente especial para las zonas tropicales cada hora en las zonas descubiertas. Hicimos una caminata por la jungla de unas 4 horas, y de dificultad media (debido al intenso calor y la humedad tropical).

CSC_0085CSC_0341

Íbamos con nuestro hijo de 7 años, y tengo que decir que lo disfrutó a tope. Vimos varias familias de gibones, ardillas gigantes negras, ciervos Samba, macacos cola de cerdo, y ¡hasta marcas de garras de oso en los árboles!. DSC_0020

Aunque no vimos serpientes, sí vimos hormigas gigantes y mariposas de bellos colores junto con insectos muy interesantes. Lo que más nos impresionó fueron los árboles milenarios de grandes lianas que parecían sacados directamente de una escena del Jurásico.

DSC_0033

La segunda parte de la ruta, se realiza ya en zonas de selva baja y altas hierbas para llegar a las torres de avistamiento del parque donde pudimos observar numerosas especies de aves y bonitas panorámicas de los confines del Parque Nacional. Sin duda, fue un trekking muy instructivo y una lección muy práctica de ciencias naturales donde aprendimos a identificar huellas de vida silvestre, a buscar animales salvajes, y a disfrutar de fotografías de naturaleza.

CSC_0353DSC_0195

Después de la larga caminata fuimos a comer a la zona de restaurantes habilitada por el parque, donde es una experiencia comer en las mesas al aire libre y observar los animales de las cercanías, especialmente las familias de macacos y ciervos, que nos regalaron estas bellas instantáneas.

CSC_0354

Después de la comida proseguimos nuestro trekking de día completo rumbo a la famosa cascada de Heaw Suwat, donde se rodó la famosa película de Leonardo DiCaprio “La playa”, lugar en el que estuvimos unos minutos descansando y escalando por sus escurridizas rocas hasta llegar a la base de la preciosa cascada.

DSC_0264DSC_0249DSC_0236.jpg

Tras esa visita, caminamos un par de kilómetros más para llegar a otra cascada más grande, Hew Narok a la que se accede por un bonito puente de madera que es un mirador a la selva y bajando por unas escaleras muy empinadas. El área alrededor de la cascada es la zona de alimentación habitual de los elefantes salvajes que habitan en la reserva. Se han producido accidentes ocasionales cuando los elefantes caen del acantilado y desgraciadamente, mueren.

DSC_0280

La cascada tiene tres niveles de caída, pero según te acercas, empiezas a escuchar el espectáculo que te espera pocos minutos después: La tromba de agua suena feroz e imponente. Cuando ya alcanzamos el último tramo de escaleras, pudimos por fin disfrutar de las grandiosas vistas: Al estar en época de lluvias, el agua caía con gran fuerza y caudal, y lucía así de espectacular e impresionante en su último nivel.

DSC_0294

De vuelta al logde paramos en varios miradores por la carretera que rodea al parque para avistar familias de elefantes salvajes. Una visita muy recomendable.

elefantes

Pero lo que más nos impresionó, sin duda, y por eso lo he dejado para el final, fue la excursión que realizamos la tarde anterior: el llamado “tour de los murciélagos”.

La excursión consiste en visitar el interior de una de las cuevas donde habitan estas nocturnas criaturas (situada junto a un bello templo budista) para luego acercarte a las bocas de las grandes cuevas donde, justo antes del atardecer, se pueden observar durante más de una hora seguida cómo miles y miles de murciélagos comienzan a salir en estampida de sus guaridas a cazar insectos, dibujando un espectáculo en el cielo original y único.

Cuando llegamos a los verdes campos abiertos situados junto a las altas grutas había ya en el lugar un grupo de turistas de unas seis personas situadas junto a unas jóvenes monjas budistas que también esperaban el momento de la salida pacientemente sentadas en los campos, con sus miradas implorantes al cielo.

CSC_0160

Llegamos bastante antes del crepúsculo y nos asombramos cuando vimos que aquellas criaturas empezaban a alzar el vuelo ferozmente saliendo de sus escondrijo en inmensos grupos de individuos. Son imágenes realmente impactantes y un espectáculo para la vista ver cómo miles y miles de murciélagos salen a la vez de sus cuevas al caer el atardecer a la caza de insectos. Durante más de una hora salen de su mundo de oscuridad, inundan los cielos, y forman infinitas parábolas de extrañas y bellas formas ondulantes en el horizonte, aleteando sus alas creando sonidos extraños, al mismo tiempo que las nubes se tornan de cálidos colores que se funden en rojos intensos hasta la llegada del ocaso. Un espectáculo maravilloso y único.

Sin duda, una de las puestas de sol más increíbles que la naturaleza puede ofrecernos…

DSC_0135

Otras imágenes tomadas de la salida de los murciélagos….

DSC_0130CSC_0159CSC_0162

CSC_0153DSC_0068

Y con este broche de oro cerramos nuestra visita a la bonita reserva natural de Khao Yai.

DATOS PRÁCTICOS del P.N. Khao Yai :

Dirección: Amphoe Pak Chong, Nakhon Ratchasima 30130 Pak Chong, Nakhon Ratchasima 30130. Horario de apertura: Todos los días 08.00 a 17.00 h.  Contacto: 02-562-0760

Precio de la entrada: Adultos 400 baht y el niño 200 baht. La cuota de un vehículo es de 50 baht.

Cómo llegar: Parque Nacional de Khao Yai está a unos 205 kilómetros de Bangkok. Si viajas en autobús, hay bajarse en Pak Chong y continuar en un mini-bus hasta la puerta del Parque Nacional de Khao Yai. La tarifa es de 15 baht y servicios se proporcionan de 06 a.m. a 5 p.m.

Nosotros nos alojamos en:  KHAO YAI GARDEN LODGE

e hicimos los tours directamente con ellos. Guías muy recomendables y profesionales. Alojamiento sencillo, cómodo y con piscina.

khaoyaihotelkhao-yai-park-map2

¿Has visitado ya este lugar? Cuéntanos qué te ha parecido. Nos gusta escuchar tu opinión.

RUINAS DE AYUTTHAYA, QUÉ VER: Ayutthaya, la antigua capital del Reino de Siam (II)

“Prefiero tener poco y recorrer el mundo, que tener el mundo y sólo recorrer un poco”…..

IMG_2839

Situada a 76 kilómetros al norte de Bangkok se sitúa Ayutthaya, la antigua capital del Reino de Siam.

Convertida en la actualidad en un parque histórico, podemos contemplar la magnífica arquitectura, los bellos budas, y las ruinas de los templos de una ciudad que era conocida como la Venecia de Oriente, en referencia a los canales de agua de la recorrían de norte a sur y por ser un enclave estratégico y de gran importancia del comercio en Asia.

Ramathibodi I fundó el reino de Ayutthaya en 1351, en la cuenca del río Chao Phraya, una fértil llanura que se encuentra justo al norte de la actual Bangkok. Los thai de Ayutthaya fue el primer pueblo de la zona que se llamó “siamés”, y de ahí acabaría derivando el nombre de todo el país. A finales del Siglo XIV, Ayuthaya era ya el Reino más importante y poderoso del Sudeste Asiático.

DSC_0480

Cuando uno camina por las ruinas de este recinto arqueológico, enseguida se da cuenta de la magnitud y gloria que esta ciudad debió suponer en tiempos pasados. Lo visitamos en época estival, cuando el sol y el calor no tienen justicia, y aún así disfrutamos de esplendores de épocas pasadas en las que los ayuttayas creían que los antiguos Reyes del Reino Siam poseían poderes divinos, en los que el monarca estaba incluso por encima de la ley. Nadie, salvo los miembros de la familia real podían mirarle, ni dirigirse a él. La sociedad se establecía en un rígido sistema de castas donde cada persona era asignada con un valor numérico en función a su rango. Todos tenían un precio: los esclavos, los hombres libres, los aristócratas, ¡e incluso el rey! por su supuesto, por un precio impagable por un mortal. En 1767 la ciudad fue arrasada por los violentos ejércitos birmanos dejando la ciudad en ruinas, el mismo estado en el que se puede visitar en la actualidad.

DSC_0551

Parque histórico de Ayutthaya: Qué ver

De entre todos los lugares, ruinas, y monumentos que componen el parque histórico de Ayutthaya, destacamos las principales visitas que se pueden realizar en un tour de un día. Es preferible llegar a un acuerdo con un taxista y hacer el recorrido de los desplazamientos en vehículo con aire acondicionado, acordando y negociando un precio para las horas de visitas que creáis convenientes, sobre todo si viajáis en época estival y/o con niños (como fue nuestro caso) porque el calor en esta zona de Tailandia es extremo.

 Wat Yai Chaya Mongkol

Este monasterio real es la estampa típica de Ayutthaya, con su arquitectura en forma de estupas o chedis y sus cientos de estatuas de budas vestidos con túnicas amarillas. Fue construido para unos monjes venidos de Sri Lanka y que habían estudiado con un venerado maestro. Está custodiado por una enorme colección de bellos budas.

DSC_0470

Es una gozada perderse por las hileras de budas y respirar el silencio y la paz que trasmite el monasterio. Esta parte de la antigua capital Ayutthaya es la que se encuentra en mejor estado de conservación. El monasterio data del año 1357 y su nombre, Wat Yai Chaya Mongkol, significa el gran monasterio de la victoria afortunada, en referencia a una victoria del pueblo Tailandés ante el pueblo Birmano.

DSC_0486

El gran templo o monasterio de Wat Yai Chaya Mongkol mide 62 metros de altura y está formado por más de 28000 toneladas de ladrillo. El interior puede visitarse, pero lo mejor de este monasterio no es el interior, sino las fantásticas vistas desde lo alto de las escaleras a todo el parque histórico.

DSC_0478

 

Viharn Phra Mongkol Bophit: el gran Palacio de Ayutthaya

Este palacio de Ayutthaya, llamado Viharn Phra Mongkol Bophit, fue construido en el año 1538. Lo más destacado de Viharn Phra Mongkhon Bophit no es su arquitectura, sino la inmensa estatua de buda que hay en su interior (una de las más grandes de Tailandia). Dicha estatua de buda mide 12.45 metros de altura (sin contar la base) y 9.55 metros de ancho. Sin duda es imponente.

DSC_0454

Wat Lokayasutharam

Además del buda reclinado del complejo Wat Yai Chaya Mongkol en Ayutthaya y del famoso Wat Pho de la ciudad de Bangkok, tenemos esta gran escultura de buda reclinado tallado en cemento llamado Wat Lokayasutharam. Este buda, cuya cabeza reposa sobre una flor de loto, tiene unas dimensiones de 8 metros de alto y 37 metros de largo. Este lugar sagrado es un centro de peregrinaje famoso en Tailandia y un lugar muy fotogénico porque es fácil encontrar bonitas imágenes de fieles realizando ofrendas y rezando. Aunque el buda suele estar ataviado con la túnica de color amarillo tan propia de Ayutthaya, durante nuestra visita el buda carecía de ella.

DSC_0595

El lugar te cautiva por las imágenes de devoción de los fieles, las velas y ofrendas que dan un colorido especial al lugar, y el olor a incienso sagrado que te atrapa los sentidos, aunque la visita sea al aire libre, creando una atmósfera muy especial.

DSC_0500

Wat Mahathat

Ayutbuda

Una de las fotografías más impactantes de las ruinas de Ayutthaya es la estatua de la cabeza buda entre las ramas de un árbol centenario que está ubicado en el templo Wat Maha That. El templo Wat Mahathat de Ayutthaya fue construido en el siglo XIV, y a este lugar, le hemos dedicado un relato especial llamado: la leyenda del buda decapitado y el árbol sagrado ), una historia fascinante que merece un artículo en sí misma, y que podéis leer al completo en el siguiente enlace:

LA LEYENDA DEL BUDA DECAPITADO Y EL ÁRBOL SAGRADO: Ayutthaya, Siam (I)

Wat Ratchaburana

Muy cerca de la cabeza de buda Wat Mahathat están los restos de Wat Ratchaburana que data del año 1424. Del exterior de estas ruinas de Ayutthaya destacan las 2 torres y los magníficos grabados en piedra al estilo de los Templos de Angkor en Camboya. Wat Ratchaburana es el monumento a la lucha por el trono del reino de Siam, levantado en el mismo lugar donde murieron sus contendientes.

garuda.jpg

En el interior de las torres se situa la cripta, a la que se accede bajando una angosta escalera. Aunque la cripta ya no guarda los restos mortales de los hijos del rey, sí pueden contemplarse los murales en las paredes, además de los múltiples objetos preciosos y estatuas que fueron recuperados de su interior (actualmente expuestos en el museo Chao Sam Phraya). Como curiosidad contamos que este lugar fue saqueado en el año 1957 y afortunadamente, la policía pudo atrapar a los ladrones recuperando más de 100 kilos de oro y más de 2000 artesanías de valor incalculable.

Wat Phra Si Sanphet

DSC_0572

El magnífico templo de Wat Phra Si Sanphet se alza en el mismo lugar donde estaba ubicado el Palacio Real del Reino de Siam. Este complejo de Ayutthaya data del año 1448 donde lo más destacado son las 3 estupas o chedis que contenían las cenizas de 3 reyes de Ayutthaya: el rey Borommatrailokanat (chedi este), el rey Boroma-Rachathirat III (chedi oeste) y el rey Ramathibodi II (chedi central). El templo de Wat Phra Si Sanphet fue el escenario elegido para firmar alianzas entre pueblos y también era utilizado como capilla privada de la familia Real Tailandesa.

Wat Chai Wattanaram

Terminamos la visita con el fabuloso templo de  Wat Chai Wattanaram: En el año 1630, bajo el Reinado de Prasat Tong, fue cuando se construyó el precioso Templo de Wat Chai Wattanaram, de estilo Khemer y que es, en mi opinión, uno de los lugares más bonitos de Ayuthaya por su ubicación junto al Rio Chao Phraya y por su excepcional belleza armónica. Un lugar que te regalará excelentes fotografías.

Wat_Chaiwatthanaram

 El parque histórico de Ayutthaya fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991, y es una visita obligada si se viaja a Tailandia.

Datos prácticos: Cómo llegar desde Bangkok

En tren: Sale de Railway Station (Hua Lamphong Rama IV Rd.), todos los días y cada hora desde las 06.40 horas hasta las 22.00 horas.

En autobús: con A/C Cada hora y media salen buses del  “Northern bus terminal” ubicado en  Phaholyothin Road. desde las 05.30 hasta las 19.20 horas. Sin aire A/C: salen durante todo el día desde las 05.30 hasta 19.20 horas

En minivan: desde “Victory Monument station” con salida al Century Shopping Mall. En la planta baja del centro.

En taxi: acordando el precio ida y vuelta previamente desde Bangkok, y cerrando los traslados del día completo de tour.

DSC_0494

Escenas cotidianas de la vida tomadas en Ayyuthaya….

DSC_0502DSC_0351DSC_0590

 

DSC_0479

DSC_0532

Es mejor viajar bien, que llegar….

(Buda)

Si has disfrutado con la lectura, déjanos un comentario con tu opinión. ¡Nos hace ilusión!.

LA LEYENDA DEL BUDA DECAPITADO Y EL ÁRBOL SAGRADO: Ayutthaya

“Hay que ser libre para poder volar”…

Nos hemos mudado a un nuevo blog, con contenido más fresco y actualizado, haz click en el siguiente enlace para leer este artículo en el nuevo blog:

La leyenda del buda decapitado y el árbol sagrado

Ayutbuda

 

 

 

 

 

 

 

EL BELLO TEMPLO ESCONDIDO EN LAS SELVAS DE CHIANG MAI: WAT PHA LAT

cita.kundera

¡Nos hemos mudado a un nuevo blog, con contenido más fresco y actualizado!. Pincha en el siguiente enlace para acceder al artículo desde el nuevo blog:

El templo escondido entre las selvas de Chiang Mai: Wat Pha Lat