TRAS LAS HUELLAS DE MARCO POLO HACIA LAS ISLAS DE LAS ESPECIAS

“No sigas el sendero marcado, viaja por lugares no transitados y traza tu propio camino”

Ralph W. Emerson

MARCO POLO Y EL ORIGEN DE LA RUTA DE LAS ESPECIAS

Marco Polo fue el primer gran viajero europeo en contar con detalle la magia del continente asiático. Su libro de viajes El libro de las maravillas del mundo es un libro de relatos viajeros y aventuras lleno de descripciones de las riquezas asiáticas que tanto atraían a los mercaderes y comerciantes de la época. En aquellos días, al igual que en la actualidad, la lectura de los relatos de los viajeros causaban la fascinación hacia lo exótico como una liberación de la rutina cotidiana: el comercio de la seda y las telas exquisitas, el oro y las exóticas especias, las perlas y piedras preciosas…y es que el centro del continente asiático fue cruzado por rutas comerciales muy importantes durante la Edad Media.

Una de esas rutas es la llamada Ruta de las Especias. El origen de esta ruta tuvo lugar en la anterior Ruta de la Seda que abrió el propio Marco Polo a través de Asia central para llegar a China y al Imperio de los Mogoles y que nos detalla en sus relatos viajeros. En el siglo XV la Ruta de las Especias se había convertido en un camino compartido por mercaderes de diversos países.Especias-4

Los mercaderes chinos se dirigían hacia las isla de las especias de Indonesia y desde allí llevaban sus cargamentos de especias hacia las costas de India y Sri Lanka, donde comerciaban con los mercaderes árabes.

En Europa, el comercio de productos provenientes de las “Islas de las Especias” (Islas Molucas, Java, Sumatra y parte de Malasia) estaba monopolizado por los mercaderes árabes que estaban aliados con los venecianos. Pero los portugueses gracias a sus avances en navegación, fueron los primeros en explorar nuevas rutas para el comercio de las especias, convirtiéndose en los primeros europeos en arribar al sudeste asiático, en concreto a Indonesia, con la ambición de dominar el comercio de las valiosas especias. Lo hicieron a través de la conquista, o por medio de alianzas, con el sultanato de Java y Malaca: Lisboa pasó a ser la capital de las especias.

En aquella época Portugal estaba aliado a la Corona Española que, a su vez, se encontraba en encarnizada guerra con el imperio Holandés desde 1580. Los portugueses cometieron un error fundamental al contratar a los holandeses como mercaderes en Europa, pidiéndoles navegar a las Islas de las Especias para recoger clavo, nuez moscada y canela, pero después de un siglo de completo dominio los portugueses fueron derrocados por los holandeses quienes después tuvieron una cruenta guerra con Inglaterra que duró 20 años y terminó cuando Gran Bretaña se apoderó de la India y de Ceilán, y los holandeses de Java y Sumatra. Robaron el secreto de la ruta a los comerciantes portugueses, y la hicieron suya fundando La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales que pasó a dominar el comercio de las especias en esta zona del mundo durante dos siglos.

indiasorientales

Así se originó la Ruta de las Especias, en las llamadas las Indias Orientales, donde se recolectaban las especias más exóticas que se llevaban hasta la India, país en el que los mercaderes árabes iniciaban la ruta naval hacia occidente. Estos productos se consideraban preciosos y se compraban con oro por los Príncipes del Renacimiento que gastaban grandes fortunas por hacerlos llegar a sus mesas: estos manjares eran el clavo, la canela, la nuez moscada, y la pimienta, que preservaban los alimentos, les daba un gran sabor, y con los que incluso podían hacerse mágicas pociones medicinales. A la isla de Java habían llegado los mercaderes y comerciantes más intrépidos buscando una de sus especias más exóticas: el clavo.

El clavo procedente de la isla de Java se utilizaba con fines medicinales para posteriormente usarse en la cocina con la finalidad de preservar carnes y pescados. En la isla de Java se plantaba una especia de clavo para celebrar el nacimiento de cada niño: Si el árbol florecía, era un buen presagio para el recién nacido, a quien se ponía un collar de clavos como protección contra los malos espíritus y las enfermedades.

Gracias al comercio del clavo de Indonesia se hicieron por entonces muchas fortunas privadas. Muchos de aquellos marinos y comerciantes europeos establecieron sus hogares en Asia, estableciendo sus raíces en grandes haciendas y hermosos palacetes construidos por arquitectos europeos siguiendo el estilo renacentista de la época y que hoy en día todavía se pueden admirar casi ruinosos, en algunas ciudades y puertos de las Islas de Sumatra, Java, y Malasia.

En nuestro recorrido por la ruta menos turística de la isla de Java tuvimos la suerte de encontrarnos por casualidad con uno de esos lugares que habían brillado de esplendor en gloriosas épocas pasadas y que ahora lucían sin brillo, pero aún así preservaban una decadente belleza.

LA HACIENDA OLVIDADA EN EL TIEMPO…

Nos referimos a la histórica Hacienda anexa a unos de los resorts en los que tuvimos la suerte de hospedarnos en estas remotas tierras de la isla de Java: el Kaliandra Eco-resort en Prigen. El hotel se encuentra en un sitio precioso a los pies del impactante Volcán Arjuna, un vergel en la zona este de la Isla de Java coronado por volcanes latentes y cubierto por bosques milenarios (a unas dos horas de trayecto en coche desde el aeropuerto de Surabaya).

arjunaLo elegimos por el atractivo emplazamiento a las faldas del gigante volcán, por la propia belleza de las instalaciones y por la filosofía de vida de este Eco-resort: La fundación Kaliandra fue fundada en 1997 y su objetivo es trabajar con las comunidades alrededor de Monte Arjuna para promover una gestión más sostenible de los recursos y el apoyo a las tradiciones culturales de Java. Tienen una granja y un huerto ecológico donde cultivan sus propios productos de forma tradicional. Sus instalaciones son impactantes y se pueden practicar cantidad de deportes en el exterior y rutas de senderismo. Es muy recomendable también por su cercanía a Zoo Safari Prigen, un zoo de cuidadas instalaciones ideal para pasar un día de visita y entretenimiento si viajas con niños.

El resort tiene además habitaciones para todos los bolsillos, desde estancias palaciegas con todo tipo de lujos, cabañas de montaña para familias, hasta bungalós básicos, con todas las comodidades, por un precio excelente. Todas las estancias están rodeadas de fuentes y estatuas de estilo oriental y grandes jardines con plantas tropicales. Nos alojamos en un bungaló sencillo y económico, de estilo javanés y con mucho encanto.

736

Pero lo verdaderamente atractivo del Kaliandra resort es la finca anexa que forma parte del propio hotel: un lugar en el que nos perdimos para trasladarnos en el tiempo. Elegante y decadente, el lugar parecía la residencia privada de algún político o personalidad de relevancia en la actualidad y curiosamente, también formaba parte del recinto del hotel.

kaliandra1

De repente, nos trasladamos a épocas pasadas, habíamos regresado a la época en la que Indonesia era una colonia holandesa, una de las Islas de Las Especias y se le conocía con el nombre de Las Indias Orientales, y ante nuestros ojos apreció una antigua hacienda colonial de estilo elegante y sereno pero que ya lucía sin los brillos de antaño. Un imponente palacete de estilo clásico renacentista que había pertenecido a algún rico comerciante europeo en épocas pasadas. El bello edifico, de gran porte y estilo, se encontraba situado delante de un estanque oriental de nenúfares y flores de loto y que estaba rodeado de jardines de tipo versallesco llenos de aves tropicales de mil colores y bellos pavos reales que campaban en libertad.

kaliandra7

Observamos sus altos techos decorados y artesonados, la solemnidad de sus columnas de mármol italiano, y la grandeza de sus salones palaciegos con grandes ventanales y fachada regia.

KALIANDRA4

Paseamos por sus bellos estanques de nenúfares y aves tropicales admirando el esplendor de épocas pasadas imaginando quién habría vivido aquí. Este palacete se encuentra rodeado de gigantescos y maravillosos jardines orientales con estatuas de buda de la más grande belleza y delicadeza, testigos del paso del tiempo.

726

Y allí pasamos aquella mañana en soledad,  paseando por las aristocráticas instalaciones sintiéndonos como auténticos reyes y pensando cómo podría haber sido este lugar siglos atrás en la bella isla de Java, punto del comercio de la Ruta de las Especias, recordando las leyendas y las historias que se habían forjado en torno a este lugar: Leyendas que ya son historia o historias que con el tiempo se convirtieron en leyendas, pero que están ahí para ser recordadas…

kaliandra

740DATOS PRÁCTICOS: KALIANDRA ECO-RESORT & FARM: www.kaliandrasejati.org/

Jl. Serayu No. 4, Surabaya, Jawa Timur 60265, Indonesia +62 31 5682912

Un lugar para perderte y soñar….

 

 

 

Anuncios

Aquí puedes dejarnos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s