EL PARQUE DE KHAO YAI, LAS SELVAS CERCANAS A BANGKOK

naturaleza2

Puedes leer esta entrada desde nuestro nuevo blog, mucho más actualizado, PINCHA EN EL ENLACE para leer el nuevo blog:

PARQUE NATURAL DE KHAO YAI, LAS SELVAS DE BANGKOK

El Parque Nacional de Khao Yai es la reserva natural más antigua de Tailandia y está declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Khao Yai cubre 2168 km cuadrados e incorpora uno mayores bosques monzónicos intactos en la parte de Asia continental. Cuenta con más de 3.000 especies de plantas y árboles milenarios así como una gran variedad de animales salvajes de fácil avistamiento: cerca de 200 elefantes salvajes, osos, ciervos, nutrias, murciélagos, gibones, macacos y hornbills (cálaos), 392 especies de aves y mariposas, tigres y leopardos (éstos no son nada fáciles de ver) cocodrilos, y numerosas serpientes, entre las que se incluyen grandes pitones.

CSC_0022

Las visitas se pueden hacer por libre acudiendo al centro de visitantes donde se sacan los permisos de visita al parque e información de las distintas rutas y de alojamientos sencillos, y donde también se pueden contratar guías, que es lo más recomendable y práctico para la visita del parque; la otra opción es contratar el alojamiento ya con las actividades incluidas, que es como hicimos nosotros, en una estancia de dos noches en un logde en las cercanías a la entrada del parque.

Los tours son muy completos y tienen una duración que oscila entre medio día a varios días. Nosotros escogimos el tour de visitas de día y medio (más abajo damos todos los datos prácticos), y lo disfrutamos muchísimo. Esta reserva nos regaló las fantásticas fotografías con las que ilustramos este relato.

DSC_0061

Aquella mañana de Julio amaneció soleada y fresca. Nos levantamos temprano para desayunar y empezar nuestro trekking de día completo por las selvas del parque a las 8.00 am. Nos vinieron a recoger puntuales. Nuestro guía, un muchacho profundamente conocedor de aquellas selvas, nos contagió de inmediato con su energía y entusiasmo.

La visita comenzó visitando el Santuario Espiritual de Khao Yai, situado a unos veinte minutos en coche de nuestro alojamiento, donde pudimos admirar a los fieles presentando sus ofrendas (algunas de lo más curiosas) y mostrando su respeto a Buda y a las deidades protectoras de los bosques.

DSC_0015DSC_0014

A continuación, se nos dio una breve charla teórica sobre lo que encontraríamos durante la visita al Parque Nacional de Khao Yai y cómo se programaría la visita del día. Como estábamos en el monzón, nos recomendaron ponernos unos calcetines protectores anti-sanguijuelas, esos temidos gusanos muy frecuentes en la jungla en época de lluvias. En este aspecto tuvimos mucha suerte, ya que como no había llovido en los días anteriores, no nos encontramos con ninguna.

hornbill

Nos advirtieron también del riesgo de malaria, dato que desconocíamos, así que nos cubrimos el cuerpo y nos aplicamos repelente especial para las zonas tropicales cada hora en las zonas descubiertas. Hicimos una caminata por la jungla de unas 4 horas, y de dificultad media (debido al intenso calor y la humedad tropical).

CSC_0085CSC_0341

Íbamos con nuestro hijo de 7 años, y tengo que decir que lo disfrutó a tope. Vimos varias familias de gibones, ardillas gigantes negras, ciervos Samba, macacos cola de cerdo, y ¡hasta marcas de garras de oso en los árboles!. DSC_0020

Aunque no vimos serpientes, sí vimos hormigas gigantes y mariposas de bellos colores junto con insectos muy interesantes. Lo que más nos impresionó fueron los árboles milenarios de grandes lianas que parecían sacados directamente de una escena del Jurásico.

DSC_0033

La segunda parte de la ruta, se realiza ya en zonas de selva baja y altas hierbas para llegar a las torres de avistamiento del parque donde pudimos observar numerosas especies de aves y bonitas panorámicas de los confines del Parque Nacional. Sin duda, fue un trekking muy instructivo y una lección muy práctica de ciencias naturales donde aprendimos a identificar huellas de vida silvestre, a buscar animales salvajes, y a disfrutar de fotografías de naturaleza.

CSC_0353DSC_0195

Después de la larga caminata fuimos a comer a la zona de restaurantes habilitada por el parque, donde es una experiencia comer en las mesas al aire libre y observar los animales de las cercanías, especialmente las familias de macacos y ciervos, que nos regalaron estas bellas instantáneas.

CSC_0354

Después de la comida proseguimos nuestro trekking de día completo rumbo a la famosa cascada de Heaw Suwat, donde se rodó la famosa película de Leonardo DiCaprio “La playa”, lugar en el que estuvimos unos minutos descansando y escalando por sus escurridizas rocas hasta llegar a la base de la preciosa cascada.

DSC_0264DSC_0249DSC_0236.jpg

Tras esa visita, caminamos un par de kilómetros más para llegar a otra cascada más grande, Hew Narok a la que se accede por un bonito puente de madera que es un mirador a la selva y bajando por unas escaleras muy empinadas. El área alrededor de la cascada es la zona de alimentación habitual de los elefantes salvajes que habitan en la reserva. Se han producido accidentes ocasionales cuando los elefantes caen del acantilado y desgraciadamente, mueren.

DSC_0280

La cascada tiene tres niveles de caída, pero según te acercas, empiezas a escuchar el espectáculo que te espera pocos minutos después: La tromba de agua suena feroz e imponente. Cuando ya alcanzamos el último tramo de escaleras, pudimos por fin disfrutar de las grandiosas vistas: Al estar en época de lluvias, el agua caía con gran fuerza y caudal, y lucía así de espectacular e impresionante en su último nivel.

DSC_0294

De vuelta al logde paramos en varios miradores por la carretera que rodea al parque para avistar familias de elefantes salvajes. Una visita muy recomendable.

elefantes

Pero lo que más nos impresionó, sin duda, y por eso lo he dejado para el final, fue la excursión que realizamos la tarde anterior: el llamado “tour de los murciélagos”.

La excursión consiste en visitar el interior de una de las cuevas donde habitan estas nocturnas criaturas (situada junto a un bello templo budista) para luego acercarte a las bocas de las grandes cuevas donde, justo antes del atardecer, se pueden observar durante más de una hora seguida cómo miles y miles de murciélagos comienzan a salir en estampida de sus guaridas a cazar insectos, dibujando un espectáculo en el cielo original y único.

Cuando llegamos a los verdes campos abiertos situados junto a las altas grutas había ya en el lugar un grupo de turistas de unas seis personas situadas junto a unas jóvenes monjas budistas que también esperaban el momento de la salida pacientemente sentadas en los campos, con sus miradas implorantes al cielo.

CSC_0160

Llegamos bastante antes del crepúsculo y nos asombramos cuando vimos que aquellas criaturas empezaban a alzar el vuelo ferozmente saliendo de sus escondrijo en inmensos grupos de individuos. Son imágenes realmente impactantes y un espectáculo para la vista ver cómo miles y miles de murciélagos salen a la vez de sus cuevas al caer el atardecer a la caza de insectos. Durante más de una hora salen de su mundo de oscuridad, inundan los cielos, y forman infinitas parábolas de extrañas y bellas formas ondulantes en el horizonte, aleteando sus alas creando sonidos extraños, al mismo tiempo que las nubes se tornan de cálidos colores que se funden en rojos intensos hasta la llegada del ocaso. Un espectáculo maravilloso y único.

Sin duda, una de las puestas de sol más increíbles que la naturaleza puede ofrecernos…

DSC_0135

Otras imágenes tomadas de la salida de los murciélagos….

DSC_0130CSC_0159CSC_0162

CSC_0153DSC_0068

Y con este broche de oro cerramos nuestra visita a la bonita reserva natural de Khao Yai.

DATOS PRÁCTICOS del P.N. Khao Yai :

Dirección: Amphoe Pak Chong, Nakhon Ratchasima 30130 Pak Chong, Nakhon Ratchasima 30130. Horario de apertura: Todos los días 08.00 a 17.00 h.  Contacto: 02-562-0760

Precio de la entrada: Adultos 400 baht y el niño 200 baht. La cuota de un vehículo es de 50 baht.

Cómo llegar: Parque Nacional de Khao Yai está a unos 205 kilómetros de Bangkok. Si viajas en autobús, hay bajarse en Pak Chong y continuar en un mini-bus hasta la puerta del Parque Nacional de Khao Yai. La tarifa es de 15 baht y servicios se proporcionan de 06 a.m. a 5 p.m.

Nosotros nos alojamos en:  KHAO YAI GARDEN LODGE

e hicimos los tours directamente con ellos. Guías muy recomendables y profesionales. Alojamiento sencillo, cómodo y con piscina.

khaoyaihotelkhao-yai-park-map2

¿Has visitado ya este lugar? Cuéntanos qué te ha parecido. Nos gusta escuchar tu opinión.

Anuncios

4 comentarios en “EL PARQUE DE KHAO YAI, LAS SELVAS CERCANAS A BANGKOK

  1. Pedro

    No sé qué me ha gustado más, si encontrar esta información, que me es muy útil, o leer tu relato. Me has contagiado las ganas de visitarlo. Muy bien contado! En una semana espero estar en Khao Yai. Saludos

    Me gusta

  2. Carmen

    Qué buen relato!!
    Yo viajo en julio y con mis amigos tenemos pensado ir a este parque.
    Sólo una duda: el guía habla en español?
    Un saludo y gracias por compartir con nosotros vuestra aventura

    Me gusta

    1. Hola Carmen, me alegro mucho de que te haya gustado! me temo que te hablan en inglés, pero se les entienden muy bien. Espero que lo disfrutéis mucho! un saludo y gracias a vosotros por animaros a dejar el comentario.

      Me gusta

Aquí puedes dejarnos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s